Seleccionar página

cerrajeroshospitaletdellobregat.club
Aunque en su mayoría se utilizan clips papeleros para abrir un candado, a través de la elaboración de una ganzúa y una llave de tensión, existen otros métodos igualmente funcionales, conozcamos más sobre ellos.
Con una lata de refresco.
Este método es bastante simple, consiste en cortar una pequeña T con una lata de refresco, la idea es que la pieza, tenga un tronco lo suficientemente largo, y dos especies de orejas.
Introduce el tronco de la pieza obtenida de la lata, por el extremo donde encaja el candado para hacer su mecanismo de cierre.
Muévelo con ayuda de las partes que quedan a los lados, al parecer, con realizar varios movimientos, lograrás soltar el candado.
Es sencillo, pero puede llegar a tomarte un poco de tiempo, y puede cortarte con la lata, así que ten cuidado.
Con llaves inglesas.
Si ya decidiste que la única forma de abrirla es rompiéndolo, usa este método.
Toma dos llaves inglesas medianas o pequeñas, que entren por la parte curveada que sobresale del candado.
Realiza presión entre ellas, formando una especie de tijera.
Una vez que hayas logrado que las dos llaves formen esta especie de tijera, presiónalas, utiliza mucha fuerza, con esto lograrás romper el candado.
Con un martillo.
La idea es golpear el candado con la fuerza suficiente para romperlo.
Es un método sencillo, solo deberás tener cuidado, ya que, si el candado está sujeto a una superficie de madera, puedes terminar dañando esta.
Con un alicate.
Puede funcionar, dependiendo del grosor del candado, ya que, algunos son muy grandes, y el alicate no logrará romperlo.
Además funciona solo en aquellos casos donde hay suficiente espacio para que el alicate entre en el candado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies